Aventura y CÍA Aventura y CÍA

Aventuras gráficas al detalle

Reviews

La verdad está ahí fuera

Título: Expediente X: El Juego (1998)

Desarrolladora: Hyperbole Studios

Distribuidora: Electronic Arts

Lanzamiento: 1998

Especificaciones (mínimo recomendado):

# Publicado el por Edorta Trinidad 5

Introducción

A principios de la década pasada, Expediente X irrumpió en la escena televisiva marcando un punto de inflexión en el mundo televisivo debido a la calidad y a lo atractivo de sus guiones arrastrando tras de sí a una legión de seguidores incondicionales. La serie, surgida de la mente de Chris Carter, nos narraba las investigaciones sobre temas parapsicológicos que llevaban a cabo los agentes Fox Mulder y Dana Scully y los problemas que de ellas se derivaban. Desde casos criptozoológicos, apariciones fantasmales, abominaciones de la naturaleza hasta la famosa Teoría de la Conspiración.

La serie cosechó un formidable éxito que se tradujo en nueve temporadas, nominaciones y premios a los Globos de Oro y Emmy y una adaptación cinematográfica. Aprovechando esta época de bonanza, no se podía obviar la conversión a los compatibles de semejante éxito de masas que contaba con los elementos necesarios para convertirse en una aventura gráfica.

Argumento

Mulder y Scully bajan de su coche y entran en un almacén aparentemente abandonado. Observan un extraño polvo negro cuando unos hombres armados entran en el almacén y disparan contra ellos. Parapetados para evitar daños, escuchan unos alaridos y después ven un fogonazo. Comienza el episodio. Sucesos paranormales. El gobierno niega todo conocimiento. La verdad está ahí fuera.

Encarnas a Craig Joshua Willmore, un agente del FBI licenciado en historia que trabaja en Seattle. Tu superior, Armistead Shanks, te encarga un nuevo caso: los agentes Mulder y Scully han desaparecido y tu deber es encontrarlos. Para ello, al principio, cuentas con la ayuda del director adjunto de los susodichos agentes: Walter Skinner. A lo largo del caso, diversas cuestiones asaltarán la mente de Craig: ¿Qué hay detrás de la desaparición? ¿Qué se intenta ocultar? ¿Quién se encuentra involucrado?

Comentario

Ante todo hay que tener en cuenta que el propósito de Fox Interactive, editora y filial dedicada al software de entretenimiento de los poseedores de los derechos de la serie, fue el de conseguir que el jugador se inmiscuyese en el caso como si de un capítulo cualquiera de la serie se tratase. Aparte del hecho de ser una aventura en 1ª persona, aunque en ocasiones veremos al agente por el que tomamos parte, esto se traduce en un gran despliegue de medios puestos al alcance de Hyperbole Studios, desarrolladores del capítulo, para llevar a buen puerto tal idea. Y es que estamos ante un videojuego realizado mediante la técnica del FMV, tan en boga por mediados de la pasada década y que tiene como buque insignia esa joya que es Gabriel Knight 2, por la cual se sustituyen los fondos pixelados por fotos y los personajes ídem por actores. Como consecuencia, la intención de que la apariencia sea la de un capítulo está, como es lógico, lograda a la perfección obteniendo, por contra, la ingente cantidad de siete CDs para almacenar tanta información. Aún así, no hay disc-swapping lo que es muy de agradecer con semejante número de discos.

Así como la forma, también el fondo está bien logrado. Al servicio de los chicos de Hyperbole se dispuso, como es lógico en una FMV, todo lo necesario para el rodaje ya sean figuras imprescindibles como son directores o guionistas, ya sean otras más triviales como un par de estilistas concretos para David Duchovny y Gillian Anderson. El guión, comentado someramente para no arruinar la experiencia, corre a cargo de los propios creadores de historia de la serie. Entre Chris Carter y Frank Spotnitz, habituales encargados, y Richard Dowdy y Greg Roach han dado vida al asunto conformando el peculiar universo de los agentes federales. El juego podría tratarse perfectamente de un capítulo que se inscribiría a caballo entre la tercera y la cuarta temporada. Se encuentra, además, salpicado de detalles que el aficionado a la serie no pasará por alto: ahí están las fichas japonesas de "Dinero del infierno", una taza de café con un motivo de Big Blue, el entrañable monstruo lacustre de "Quagmire", o el mítico punzón usado con el cazarrecompensas. Sin embargo, la inmersión deseada no es total y con asiduidad nos encontraremos con hechos que se suceden ante nuestros ojos sin dar la impresión de tener un gran control sobre ellos más allá de lo necesario para el desarrollo de la historia. Aunque la incertidumbre es un componente esencial de la serie, no es esto lo que se consigue, sino un cierto desasosiego.

Huelga decir que la parte plástica esencial de una FMV es la de los actores. Hay personajes correspondientes a la serie como Mitch Pileggi en el papel del director adjunto Skinner, aquel que pone la cara por Mulder y Scully, los reconocidos y reconocibles David Duchovny y Gillian Anderson en el papel de éstos últimos y Steven Williams, X, el confidente de color, (de color negro), de Fox que sustituye a Garganta Profunda a partir de la 2ª temporada. Incluso el variopinto grupo de los Lone Gunmen aparece en escena; y también hay otros originales, como nuestro superior, Armistead Shanks, (Sean Griffin) o la agente Astadourian, (Paige Witte). Sin embargo, aunque sobre los dos principales personajes recae la trama no nos será posible interactuar con ellos hasta pasada buena parte de la historia. Es de agradecer que todas y cada una de las voces han sido dobladas al castellano, máxime las de los personajes que aparecen asiduamente en la serie.

Continúa en la página siguiente

Página 1 de 2

« Anterior | 1 | 2 | Siguiente »

Review de Expediente X: El Juego
Imagen de Expediente X: El Juego
Imagen de Expediente X: El Juego
Imagen de Expediente X: El Juego
Imagen de Expediente X: El Juego
Carátula de Expediente X: El Juego

Nuestra puntuación

Tres estrellas y media

Vuestra puntuación

Tres estrellas y media

Lo sentimos, debes iniciar sesión para poder votar.

Expediente X: El Juego

Inicia sesión o regístrate… y síguenos:

Recordar la contraseña