Aventura y CÍA Aventura y CÍA

Aventuras gráficas al detalle

Reviews

Dragones con poco fuelle

Título: Rise of the Dragon (1990)

Desarrolladora: Dynamix

Distribuidora: Sin distribuidora en España

Lanzamiento: 1990

Especificaciones (mínimo recomendado):

# Publicado el por Paco García 0

Introducción

Hace un tiempo comentábamos Heart of China, una muy buena aventura con muchos incondicionales. Su creador, Jeff Tunnell, ya conocía la formula del éxito desde 1990, año en que apareció la aventura que nos ocupa ahora: Rise of the Dragon, un juego que bebe de fuentes tan poco desdeñables como Blade Runner y el cine negro para ofrecernos una historia que entremezcla el cyberpunk, con el género negro y con el misticismo oriental.

Argumento

William "Blade" Hunter es un eficiente detective privado de Los Angeles del siglo XXI. Un buen día, nada más despertarse recibe un mensaje del alcalde Vicenzzi, solicitando sus servicios: su hija Chandra, ha muerto en extrañas circunstancias, al parecer a causa de una extraña droga adulterada. Blade se pone manos a la obra sin olvidar de que se trata de un caso estrictamente confidencial.

A partir de este momento, Hunter tendrá que investigar entre los lugares que Chandra frecuentaba para hallar el autentico porqué de la muerte de la hija del alcalde, que trascenderá mucho más allá de lo que podía haberse imaginado...

Comentario

Viendo el punto de partida de la aventura, no podemos más que seguir jugando. Particularmente siempre me han atraído las intrigas detectivescas bien traídas y esta en un principio, lo es. El comienzo de la aventura abre boca para seguir jugando, pero conforme la cosa va avanzando la historia pierde fuelle metiéndose en campos un tanto más complicados, fantasiosos y gastados. Rise of the Dragon podía haber sido una aventura de investigación muy resultona y efectiva, pero el fallido giro hacía la grandilocuencia y lo épico, destroza las esperanzas de todos aquellos que como yo, viendo ese inicio tan apetitoso, esperaban una interesante trama detectivesca. Con todo, la historia no deja de ser aceptable, pero esta muy lejos de ser perfecta, tirando más bien a decepcionante.

Sin embargo, si hablamos de gráficos, Rise of the Dragon de decepcionante no tiene nada. Guarda una estética "cómic" (como el que tenéis para bajar arriba, que relata el principio de la aventura) bastante acertada y muy bien hecha. No podemos evitar las comparaciones con otros juegos de la época dándole un sobresaliente al aspecto visual, que con sus flamantes 256 colores daba sopa con ondas a aventuras coetáneas. Seriamos muy ciegos si no notásemos las reminiscencias "sydmeadianas" en la atmósfera que se respira a lo largo y ancho de toda la aventura.

Aunque lo de largo es una expresión, porque Rise of the Dragon no es una aventura que podamos calificar de extensa. Esto no implica que sea fácil, pero no es precisamente un punto a favor. En cambio, lo que sí da muchos enteros es esa carencia de linealidad tan bien llevada. Parece que a Tunnel no le gusta un pelo que en sus juegos sólo haya una manera posible de solucionar los problemas y eso se nota bastante a la hora de jugar a alguna de sus aventuras. Rise of the Dragon sienta cátedra sobre esto ya que existen multitud de caminos para llegar al final, cada puzzle tiene al menos dos soluciones y eso amén de innovador (para la época, claro. Ahora no es ningún misterio, aunque sé de unos cuantos que podrían tomar ejemplo...) es entretenido para aquellos que les de por rejugar el juego. Esto no quiere decir que todos las rutas nos lleven a buen puerto, porque las hay buenas y malas, pero por suerte nuestra agonía suele durar poco, porque Rise of the Dragon tampoco está exento de muertes como buena aventura Sierresca que es (Dynamix Sierra, Sierra Dynamix, tanto monta...)

Como vemos la variedad prima en este juego, tanto es así que en lo referente a puzzles también lo notaremos, pues hay puzzles para todos los gustos, bastante irregulares en lo que se refiere a dificultad ya que o son muy sencillos o muy difíciles, aunque eso sí, siempre lógicos. En ocasiones nos encontraremos alguno de esos puzzles contrarreloj que tanto suelen molestarme (y como a mí a un gran número de curtidos aventureros) Aunque hay que decir que son eludibles. Como eludibles (e innecesarias) son algunas escenas arcade (bastante cutres, por cierto. Recuerdan a ratos al Hudson Hawk y al Rescate en el Golfo, guardando las distancias) que pretenden añadir variedad, pero que están metidas con calzador y que además se cargan el ritmo de la aventura.

Lo que es ineludible es hacer hincapié en la música del juego. Oiremos temas de clara influencia oriental que acompañan a la perfección a la acción, e incluso si prestamos atención veremos ciertos extractos de la partitura de un tema de Heart of China, hermana menor de esta aventura y con la que por lo que se ve no solo comparte diseñador e interfaz, sino también compositor, Don Latarsky, que en el tema principal se marca una música al estilo de las películas de Stallone, que queda muy bien con los créditos, y que podríamos calificar de premonitorio viendo como termina la aventura.

En esta ocasión, Tunnel no estuvo tan acertado como con Heart of China en lo referente al acabado de la historia, al final le zurra un topicazo casi imperdonable, que sería más propio de "Conan, el destructor" que de la sutil trama cyberpunk con la que tan bien empieza la aventura. Pero lo mejor es que lo comprobéis vosotros mismos, a pesar de la que la aventura no fue traducida al castellano, la versión inglesa se entiende bastante bien y no tendréis que recurrir demasiado al diccionario para seguir el desarrollo y para pillar los puzzles a la perfección. Como curiosidad destacar que esta aventura salió para consola (Sega CD) lo que son las cosas, ahora que las aventuras gráficas son prácticamente género intocable en este tipo de soportes.

Resumiendo, un clásico muy jugable, entretenido y no excesivamente difícil, aunque posiblemente un poquito puñetero pero apto incluso para los aventureros arraigados en el ideal de "aventura sin muertes, aventura feliz".

Conclusión

Lo dicho, si la historia hubiese tomado un camino menos estridente en su recta final cogiendo una variante un poco menos artificiosa (en serio, que el final es una desgracia, se carga la aventura) estaríamos ante un clásico de culto. Pero como suele ocurrir con demasiada frecuencia, siempre hay una pega...

Página 1 de 1

Review de Rise of the Dragon
Imagen de Rise of the Dragon
Imagen de Rise of the Dragon
Imagen de Rise of the Dragon
Imagen de Rise of the Dragon
Carátula de Rise of the Dragon

Nuestra puntuación

Tres estrellas

Vuestra puntuación

Tres estrellas

Lo sentimos, debes iniciar sesión para poder votar.

Rise of the Dragon

Comentarios

Todavía no hay comentarios. ¡Pon el primero!

La idea de las rereviews es que sean una respuesta o una réplica a nuestra reseña, valorando el juego después de haberlo terminado. Por eso la puntuación es obligatoria. Puedes poner otra clase comentarios en la ficha del juego. Las rereviews deben ser aprobadas y pueden tardar un poco en publicarse, pero aprobaremos todas las que cumplan un mínimo de corrección, se ciñan moderadamente al tema y no contengan destripes. Si la tuya no se publica en menos de un día, pregúntanos. Por supuesto, evitaremos la censura en la medida en que hemos hecho siempre. Puedes utilizar enlaces: <a href="enlace">texto del enlace</a>; cursiva: <em>texto</em>; negrita: <strong>texto</strong>; y bloques de citas: <blockquote>cita</blockquote>.

* No se mostrará, se requiere por seguridad.

Inicia sesión o regístrate… y síguenos:

Recordar la contraseña